Home / Visión  / Traspasando las fronteras en la danza contemporánea

Traspasando las fronteras en la danza contemporánea

Raymundo Moreno Reyes

Raymundo Moreno Reyes, egresado de la Licenciatura en Danza, generación 2017.

Raymundo actualmente es director artístico de la compañía the mexicans dance company con sede en toronto, canadá, y desde allá busca que la gente conozca todo lo bueno que hay en méxico.

Terminé mi carrera en Primavera 2017, y en junio de ese mismo año me mudé a Toronto, Canadá. Decidí moverme a esta ciudad buscando la oportunidad de conocer más acerca de la danza en el mundo y así crecer como artista.

Llegué a Toronto para dar clases en una compañía de folclore mexicano, The Mexicans Dance Company, bajo la dirección de Jorge Zárate. En mi primer semestre como profesor de la compañía, impartí clases de maestros internacionales como Ray Schwartz (Estados Unidos), Cristina Goletti (Italia), Melanie Richmond (Estados Unidos), Lisa Kusanagi (Japón), Pedro Beiro (Cuba), Robbie Cook (Estados Unidos) y Jand Tank (Es- tados Unidos), al igual que con maestros mexicanos como José Zamora, Alejandra Ramírez, Alicia Sánchez y Maira Morales.

 

Participé en encuentros y talleres como el II Encuentro Nacional de Danza (2015), el Cuarto Festival Angelopolitano de Danza (2015), el Foro Internacional de Danza Performática (2013 y 2016) y la World Dance Alliance (2016), al igual que en festivales de danza folclórica en Holanda, Hungría y Ucrania.

 

Al llegar a Toronto supe que estaba frente a lo que podría ser un parteaguas tanto en mi vida personal como en mi carrera como artista, lo cual sinceramente al inicio me dio un poco de miedo. Por fortuna, con el paso de los días, mientras impartía mis clases y tenía reuniones con los directores de la compañía, me di cuenta de que en realidad estaba muy bien preparado para enfrentar esta etapa de mi vida, gracias a las experiencias que había vivido en la udlap, en específico durante la Licenciatura en Danza.

 

El Mtro. Ray Eliot Schwartz, junto con su colega en ese entonces, la Mtra. Cristina Goletti, siempre se preocuparon y ocuparon de que los estudiantes de la Licenciatura en Danza en la UDLAP fuéramos artistas completos, es decir, nos dieron las herramientas para ser artistas multifacéticos. Nuestra licenciatura se distingue de otras escuelas de danza en México por formar artistas en diferentes campos de la danza; por ejemplo, podemos ser bailarines, coreógrafos, investigadores, profesores o performers, entre muchas otras posibilidades. Ellos se encargan, al darnos la libertad para crear obras coreográficas, de que nosotros mismos descubramos quiénes somos como artistas, y no sólo nos imponen al artista que se supone deberíamos ser.

 

Pienso que la preparación que me dieron en la udlap fue lo que me dio la oportunidad para obtener este trabajo, pues viviendo en Toronto me di cuenta de que independientemente del área en la que te desempeñas, las compañías siempre están buscando profesionales con experiencias en diversos campos, y eso fue lo que me brindó mi alma mater, muchas experiencias, pues al ser unicampus se crea una relación de trabajo no sólo con artistas sino con profesionales de áreas diferentes a la tuya. Así que sabemos trabajar en equipo, sabemos respetar los distintos puntos de vista, y también sabe- mos aportar desde nuestra área, siempre buscando mejorar el trabajo del equipo, en este caso de una compañía, y eso se valora mucho en la vida laboral.

 

Actualmente, el hecho de estar fuera de mi país representando a nuestra cultura me hace buscar que en Canadá conozcan a México por todo lo bueno que hay en él. También me hace cuestionarme qué tipo de arte quiero dar, y desde luego, quiero que sea el mejor, aunque aún me encuentro trabajando en el cómo hacerlo.

 

Entre las cosas que me interesa hacer como director artístico de la compañía, está el crear lazos de cone- xión entre The Mexicans Dance Company y bailarines, coreógrafos y músicos. Mis principales interlocutores estarán en México, claro, pero también estoy interesado en invitar a artistas de otras nacionalidades que he tenido el placer de conocer durante mi carrera, con el fin de crear un intercambio multicultural mucho más enriquecido, y por ende, un arte que traspase las fronteras en todos los sentidos.

 

Por último, me gustaría decir que estoy convencido de que el arte puede cambiar al mundo de distintas maneras. Por el momento me enfoco en la danza, pero no estoy cerrado a ninguna otra disciplina. Hacer danza me inspira a crear, decir y abordar temas sociales que en muchas ocasiones no pueden expresarse con palabras. Pienso que es un camino muy bello y muy creativo para llegar hasta lo más profundo de la sociedad, y así propiciar un cambio que ayude a su desarrollo y al del mundo en que vivimos. A través de la danza me gusta explorar temas de la nueva era, pues creo que en la actualidad es el camino más viable para lograr cambios positivos en cada individuo. No estoy interesado en una danza hueca y sin sentido, no me interesa bailar para crear formas, sino sensaciones e imágenes que llenan a las personas de paz, alegría, gozo, y que también hagan conciencia sobre nuestras acciones diarias y nos cuestionen acerca de ellas.