fbpx
Home / Visión  / Transplantes de órganos en la era del COVID-19

Transplantes de órganos en la era del COVID-19

Mtro. Eder Mendoza Fuentes, egresado de maestría en Administración de Servicios de la Salud. 

 

 

Como ya es dominio público, gracias a las redes sociales, a las tecnologías de la información, el uso de mensajería instantánea, etc. La globalización ha presentado una nueva herramienta a favor de la humanidad, que es el conocer de forma casi inmediata los avances en ciencia, tecnología, así como en este caso de una epidemia que pronto se convertiría en Pandemia, en la lejana región de Wuhan, Provincia de Hubei, China. La comunicación de los servicios de salud global, así como el intercambio de información clasificada como un brote de pacientes enfermos con un denominador común, que fue neumonía atípica en aquella región puso en alerta a la Organización Mundial de la Salud. OMS, misma que se mantuvo atenta a lo que pronto todos conoceríamos como Coronavirus.

Una familia de virus, conocidos por causar enfermedades tanto en animales como en humanos, que van desde el resfriado común hasta enfermedades más graves como el Síndrome respiratorio (MERS-CoV, por sus siglas en inglés), el Síndrome respiratorio agudo grave (SARS, por sus siglas en inglés) y el nuevo coronavirus descubierto recientemente el SARS-Cov2 ha sorprendido al mundo en un nuevo hito a la humanidad.

El término «coronavirus» aparece mencionado por primera vez en un artículo de la revista Nature en 1968 (vol. 220, no. 5168, p. 650): «Un nuevo grupo de virus bajo el nombre de coronavirus ha sido reconocido por un grupo informal de virólogos que han enviado sus conclusiones a Nature […] estos virus tienen, bajo el microscopio electrónico una apariencia más o menos redondeada, [y están rodeados por] un aura característica de filamentos [que] asemejan a la corona solar “.

Un coronavirus no identificado de la familia antes mencionada fue detectado en pacientes los cuales presentaban neumonía atípica en diciembre del 2019, en la ciudad de Wuhan, capital de la Provincia de Hubei, China. El nuevo coronavirus ha sido llamado COVID-19, siendo el numero 19 el año en el que se identifico y la propagación se debió a la “facilidad” con la que se puede viajar a través de esta esfera en la cual nos encontramos, de la cual no podemos salir y que llamamos planeta Tierra; si tuviéramos otras colonias en otros planetas no dudaría que también estuvieran pronto en ser infectadas, por esta razón es que debemos cuidarnos, no tenemos actualmente otro planeta a donde irnos, acatar la información oficial es ahí en donde radica la supervivencia de nuestra especie. Este coronavirus se convertirá en un hito, habrá un antes y un después para nuestra especie humana, habremos aprendido, ésta es la lección que hoy debemos acatar, romper la cadena de transmisión, con las medidas de prevención. Me muestro optimista como muchos que pronto saldremos a ver una nueva sociedad, hasta el dia de hoy en el que escribo este artículo, la sociedad está mostrando muchas formas de conducta, basadas en los medios masivos de información, de esto dependerá el número de infectados. La mayoría de las personas que contraigan el nuevo virus experimentaran síntomas leves y se recuperan. Sin embargo, algunas pueden sufrir síntomas graves lo cual está en relación a ciertas condiciones como la edad del paciente (mayores de 65 años), enfermedades crónicas como diabetes e hipertensión, el embarazo, personas con VIH, o pacientes con Trasplantes de órganos sólidos debido a que el sistema inmunitario se encuentra suprimido y regulado por medicinas que requieren estas personas y son estos grupos quienes pueden requerir atención hospitalaria e incluso manejos avanzados de la vía aérea, lo cual de acuerdo a la experiencia de los países como China, Italia, España y Norteamérica, ésto es lo que ha colapsado sus sistemas de salud, finalmente es lo que nuestro Gobierno teme. Los trasplantes de órganos sólidos tales como corazón, hígado, riñon, son procedimientos delicados pero que aportan mejor calidad y una esperanza de vida para las personas que son trasplantadas. Los protocolos pre y post trasplante, son muy estrictos y conllevan a que el paciente adopte estilos de vida saludables y se apeguen al tratamiento inmunosupresor, en días pre COVID-19, el funcionamiento del servicio de Trasplantes a nivel nacional se basaba en la donación altruista de paciente con muerte encefálica documentada en Instituciones de Salud certificadas en todo el país y en una lista de pacientes inscritos para recibir un órgano, esto se realizaba de tal manera que los pacientes se operaban diariamente en todo el territorio nacional, sin embargo, con la situación actual que prevalece en el mundo, el programa de Trasplantes en México tanto público como privado se adaptó a las circunstancias. Es por ello que el Centro Nacional de Trasplantes (CENATRA) el cual es el organismo gubernamental que regula y rige la donación y realización de trasplantes emitió un documento oficial manifestando primeramente que nuestra prioridad es, ha sido y seguirá siendo la salud de los pacientes trasplantados y atendiendo la expertis internacional, recomienda la suspensión temporal de todos los programas de donación y trasplantes de órganos y tejidos a nivel nacional hasta nuevo aviso, considerando el riesgo de someter a un paciente inmunosuprimido al riesgo de contraer la infección por SARS COV-2 postrasplante y a la potencial demanda de servicios hospitalarios para la atención de pacientes infectados. Acatando las recomendaciones del sistema de salud, el servicio se adapta y evoluciona a las circunstancias actuales. Se han realizado ya protocolos de pacientes trasplantados e infectados con COVID-19, en caso de que quien lea este artículo, presente síntomas y sea un paciente trasplantado, deberá acudir de forma inmediata al servicio de salud en donde se realizó el trasplante ó al área de urgencias médicas más cercana. Los síntomas graves asociados al coronavirus son fiebre y dificultad para respirar, pero puede presentar tos, dolor de cabeza, escurrimiento nasal.

 

Debemos acatar también las recomendaciones para evitar y como al inicio se mencionó, romper la cadena de transmisión del virus, las recomendaciones oficiales son: lavarse las manos con agua y jabón por lo menos 40 a 60 sin olvidar la muñeca, o bien usar soluciones a base de alcohol gel al 70%, al toser o estornudar, cubrir la boca y nariz con un pañuelo desechable y tirarlo a la basura o utilizar el ángulo interno del brazo. Desinfectar superficies con cloro (sin mezclar con otros químicos) de uso doméstico por lo menos una vez al día.

En caso de sospecha de COVID-19 llama a la Unidad de Inteligencia Epidemiológica Sanitaria (UIES) al 53371845 o al 800 00 44 800. También puedes escribir al correo ncov@dgepi.salud.gob.mx.

 

 

 

BIBLIOGRAFÍA

  • RECOMENDACIONES AL SUBSISTEMA NACIONAL DE DONACION Y TRASPLANTES SOBRE LA INFECCION ASOCIADA AL SARS COV – 2 (COVID-19)
  • Covd-19 clinical 1-pager by Seattle intensivist @nickmmark –attached
  • AOPO has provided information related to Deceased Donation: aopo.org/
  • https://academic.oup.com/cid/advance-article/doi/10.1093/cid/
  • CORONAVIRUS DISEASE 2019 (COVID-19): FREQUENTLY ASKED QUESTIONS FROM TRANSPLANT CANDIDATES AND RECIPIENTS
  • https://www.gob.mx/salud/documentos/nuevo-coronavirus
  • https://www.gob.mx/salud/documentos/nuevo-coronavirus-2019-ncov-comunicado-tecnico-diario
  • http://cvoed.imss.gob.mx/secretaria-de-salud-lineamiento-estandarizado-para-la-vigilancia-epidemiologica-y-por-laboratorio-de-201-ncov/
  • Puede llamar al 800-0044-800 para ser atendido por personal de la secretaria de salud