Home / Visión  / Síndrome de Intestino Irritable: Novedades, Perspectivas, Diagnóstico e Impacto económico en México

Síndrome de Intestino Irritable: Novedades, Perspectivas, Diagnóstico e Impacto económico en México

Banner Vision Eder GA

Llegó la primavera, y en plenas vísperas de la semana santa, llegaron también más recortes en los pronósticos del crecimiento del PIB para este 2017, donde Banxico espera terminar con un incipiente crecimiento del  2.3% (1);  si bien el Peso Mexicano le hace guiños a los mercados internacionales con una tendencia  de recuperación, que ya es realidad, sigue siendo sostenida por alfileres después del maremágnum del “efecto Trump” que padeció en enero, hoy está en los niveles que sostenía en el mercado spot en noviembre pasado, cerró el mes de marzo en 18.73 pesos por dólar (2).

Con las portadas de los principales diarios tapizadas la mayoría del tiempo por noticias negativas, ya sea respecto de la incertidumbre económica por la estrategia poco descifrable y tardía  del banco central, la creciente inflación que no nos sorprende pero si nos castiga casi al doble de lo estimado para el primer trimestre con un cierre de 5.73% (3) y con una opinión pública en plena ebullición que castiga la figura del presidente a través de los más bajos niveles de aprobación registrados para un mandatario (casi 9 de cada 10 mexicanos inconformes con su desempeño) (4), sumado al hartazgo generalizado por la sobreexposición de las campañas políticas en los medios para las elecciones de 4 entidades de nuestro país.

 

“¡Santísimo! Con tanto dato complicado, ¡si México fuera un individuo seguro tendría Colitis!”– Exclamó una colaboradora cuando me encontraba yo redactando la primera cuartilla con base en su percepción de que a mayor Stress mayores problemas digestivos, a pesar de que fue una expresión, ¡no está muy alejada de la realidad!

Primero empecemos por entender, qué es la “colitis”, es un término acuñado muy comúnmente entre los mexicanos para referirse a los trastornos de origen digestivo, y que a veces puede confundirse con la definición de otros padecimientos digestivos, por su similitud en algunos síntomas, como el Síndrome de Intestino Irritable (SII), el primero se define como “proceso inflamatorio del Colon o parte final del intestino, mejor conocido como intestino grueso”.  (5), y el segundo es definido en el consenso Mexicano sobre el Síndrome de Intestino Irritable del 2016 por el Dr. Carmona Sánchez et al; cómo “El síndrome de intestino irritable (SII) es el trastorno digestivo más frecuentemente diagnosticado en la práctica clínica, es un trastorno funcional caracterizado por dolor o malestar abdominal que se asocia con alteraciones del hábito intestinal y con otros síntomas gastrointestinales como distensión y sensación de inflamación abdominal, evacuación incompleta, urgencia, pujo y tenesmo . Es una condición clínica cuyos síntomas no pueden ser explicados por causas orgánicas, metabólicas ni infecciosas subyacentes” (6)

 

Intestino

 

Sin embargo, ¿cómo es que estas definiciones sobre una enfermedad podrían relacionarse con dato económicos y/o afectar la ya muy castigada economía familiar?

Cómo podemos apreciar en la definición de los grandes expertos médicos especialistas mexicanos, no se puede explicar por causas orgánicas, y con lo difícil que se vuelve diferenciar de otro padecimiento, ante la ausencia de un método diagnóstico (hasta el año pasado), el diagnóstico preciso puede no llegar para todo aquel que sufra el padecimiento, sumado a esto en nuestro país existe la mala costumbre arraigada de la automedicación, según la Secretaría de Salud hasta el 80% de los mexicanos (7), por distintas causas como el costo en medicamentos y gastos por tratamiento (8), el paciente de Síndrome de Intestino Irritable se vuelve un rehén, los síntomas van desde meteorismo (exceso de gases de manera súbita), dolor abdominal intenso y crónico, cambios de estado de diarrea a constipación, y la distención abdominal típica y constante.

 

Pero eso no es todo, para su diagnóstico, pueden emplearse muchos métodos invasivos y costosos en lo económico y en lo emocional (y algunas veces innecesarios), como lo son: Colonoscopias, Endoscopias, rectosigmoidoscopias, entre otros. Existen además unos criterios internacionales llamados “Criterios de Roma” que se basan en excluir otros padecimientos para llegar al final al diagnóstico de SII, es decir un diagnóstico por exclusión, lo cual es bastante sinuoso, costoso y tormentoso.

 

En México, la epidemiología de esta enfermedad es un dato no muy claro aún, pues está contrapuesta por varios investigadores, y es disperso por los distintos modelos de medición, sin embargo, existen publicaciones de Prestigiados Médicos Posgraduados, especialistas en Gastroenterología y además formadores de médicos, como lo es el Profesor de la Universidad Nacional Autónoma de México, el Dr. Max Schmulson, quién como miembro destacado de la World Gastroenterology Organisation, realizó una publicación en septiembre de 2015 donde señala que existen poblaciones mexicanas con prevalencia de hasta el 35% de SII. (9)

 

En México el mercado farmacéutico total, de acuerdo a datos de la Cámara Nacional de la Industria Farmacéutica (CANIFARMA) equivale en su total a más de 200 Mil Millones de Pesos (10), lo cual equivale a cerca del 7% del PIB Manufacturero según su director (11), que además ha crecido a una tasa de 4.5% Vs 1.9% del PIB entre 2008 y 2014, es decir, creciendo de manera sostenida por arriba del crecimiento del PIB.

 

Pildoras

 

Dentro de este “gigantesco” mercado se encuentra el segmento de Síndrome de Intestino Irritable (SII), donde hasta hace un par de años sólo participaban terapias para menguar los síntomas del SII, dentro de las cuales se tomaron en cuenta algunas con diversos algoritmos para medir el costo directo e indirecto del tratamiento y diagnóstico del SII por paciente en México, esto lo realizó y publicó el Dr. Max Julio Schmulson, con su publicación en Value Health pudo estimar que un mexicano promedio puede llegar sufragar hasta $35,000 pesos en el diagnóstico y tratamiento del síndrome de intestino irritable (12) (incluyendo ausentismos y “presenteísmos” laborales), en esa misma publicación, el doctor determinó que a partir de un nuevo producto puede cada paciente ahorrar al menos 25% de ese monto en su peregrinar a través del SII, una novedosa prueba diagnóstico en sangre, a través de un simple método ELISA; ayuda a determinar los niveles séricos de los anticuerpos Anti-CdTB y Anti Vinculina, el nombre comercial de esta prueba es IBSCHEK® ( https://ibschek.com/), esta prueba en un modelo estadístico lineal podría ahorrarle al sistema de salud pública alrededor de 719 Millones de pesos. (13 Schmulson M VALUE IN HEALTH18 (2015) A335–A766).

 

Esta novedosa prueba IBSCHEK® fue patentada después de muchos años de investigación por el Hospital Cedars-Sinai de E.E.U.U. y traída a México, como segundo país en el mundo en tenerla disponible (sólo después de E.E.U.U.) a por la compañía Commonwealth Diagnostics International, INC. Esta prueba es el resultado de 15 años de investigación, y por el diseño del estudio a la gran población de pacientes (>2500), brinda la posibilidad de favorecer el diagnóstico, ahorrar tiempo de espera y evitar métodos invasivos como colonoscopías y/o endoscopías que implican además convalecencia para los pacientes, además de una banda de ahorro , tiene una especificidad del 93% (método ELISA), un resultado concluyente en un paciente puede relacionar a las bacterias como el eslabón en el síndrome de intestino irritable.

 

El mayor reto del SII es el sub-diagnóstico y como afecta la calidad de vida de alrededor de un 30% de la población mexicana, el médico tratante estaría en posibilidades de descartar otros padecimientos más severos como: enfermedad Celiaca, Crohn, Colitis Ulcerosa y enfermedad Inflamatoria Intestinal. (14).  La prueba IBSchek ha sido muy bien recibida en el gremio Médico, “La ventaja principal de IBSCheck™ es que detecta el Síndrome del Intestino Irritable directamente a través de un examen de sangre, ahorrándole tiempo y dinero al paciente al proporcionar un diagnóstico casi inmediato. Esta prueba indica específicamente un diagnóstico de SII-D (con predominio diarrea) y SII-M (diarrea alterna a constipación), en lugar de llegar a este diagnóstico a través del descarte de otras enfermedades”, declaró el prestigiado Gastroenterólogo Dr. Miguel Ángel Valdovinos, profesor del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición. (15)

Actualmente IBSchek ® se encuentra disponible en toda la república mexicana, en hora buena por este tipo de productos novedosos que llegan a nuestro país, a contribuir a mejorar la calidad de vida de los pacientes mexicanos y por qué no… quizá también a reducir el gasto público.

 

Por Éder Gutiérrez.

 

Referencias: