Home / Cuéntanos tu historia
Cuentanos tu Historia Maribel Vazquez

 

Me llamo Maribel Vázquez Lorenzo, soy egresada en la licenciatura en Economía, por la UDLAP, en el año de 1980. Quiero presumir que me gané el premio al mejor promedio (9.74) en el Área Económico Administrativa. Me casé el mismo año que me gradué y poco después me convertí en ama de casa y madre de familia. ¡En diez años tuve cuatro hijos!

 

Estudié en la UDLAP gracias a Mariblanca, una de mis hermanas, ella allanó el camino y supo convencer a mis padres de que las mujeres también teníamos derecho a ir a la universidad. En una familia poblana y tradicional como la mía, los hombres estaban obligados a estudiar, pero no las mujeres.

 

Estudié la licenciatura en Economía precisamente porque quería demostrar que era tanto o más capaz que los hombres y que nunca estudiaría MMC (mientras me caso), una expresión que me parece muy injusta, sólo se aplica al género femenino. Por otra parte, en la prepa llevamos la asignatura de “Economía” y me gustó muchísimo. Pedí información en admisiones y justo cuando yo entré me entregaron un plan de estudios que iba a desaparecer. No tenía muchas matemáticas, pero al programa que yo cursé le añadieron numerosas materias, cosa por demás lógica. Antes de entrar era poco afecta a las ciencias exactas, pero al final terminaron por gustarme, aunque mis materias favoritas fueron más filosóficas —como “Desarrollo del pensamiento económico”— o históricas.

 

Un momento crucial fue justo a los dos años de cursar la carrera: tomé entre las optativas una materia de artes plásticas y quise dar un giro de 180° y cambiarme a las artes. Cuando revisaron mi cárdex me dijeron que tendría que volver a empezar y pensé: “No, mejor acabo Economía y después estudio Artes Gráficas”. Obviamente eso nunca pasó, pero viene a cuento porque ahora me desarrollo, para mi fortuna, en las dos áreas: la economía y las artes. Al final logré combinar mis dos intereses.

 

De manera poco formal, compartí mi actividad familiar con trabajos y negocios que surgían: tuve una tienda de helados en Plaza Dorada; una línea de coordinados de cocina, vajilla y manteles; trabajé en el área de mercadotecnia en una empresa poblana (Gestar Electrodomésticos); redacté publicidad; hice corrección de textos; escribí un libro de cuentos, dos novelas, una biografía y uno de la Orquesta Esperanza Azteca; (en la actualidad me encuentro escribiendo una tercera novela). También estudié una maestría (ahora sí en Literatura Iberoamericana) y un doctorado (en Ciencias del lenguaje).

 

La escritura es lo que más satisfacción me produce, y bueno, también el hecho de haber terminado el doctorado; el tema de mi tesis doctoral fueron dos novelas históricas mexicanas, La corte de los ilusos, de Rosa Beltrán y Noticias del Imperio de Fernando del Paso; el título de la tesis: “Fenómenos dinámicos: identidad, intertextualidad y lectura en dos novelas históricas mexicanas”.

 

Pero el éxito que más satisfacción me ha producido es que junto con Maite, otra de mis hermanas, fundamos UNARTE, una institución de educación superior especializada en arquitectura, arte, diseño, modas y periodismo. Me siento muy orgullosa y muy contenta de trabajar en un espacio rodeada de gente creativa y, junto con los magníficos docentes, ayudarlos a desplegar su talento.

 

Lo que más le agradezco a la UDLAP es el haberme abierto el mundo, la universidad debe ser un microcosmos en donde todo sea posible y en donde todo ocurra: diferentes pensamientos, argumentación, debate, aprendizaje múltiple, tolerancia y respeto. Siempre digo que los años más felices de mi vida fueron los de la universidad, me sentí por primera vez libre y responsable de mí misma. Tanto me gustó la vida universitaria ¡que no me he apartado de ella! En UNARTE sigo en un ambiente lúdico y lúcido, somos incluyentes, respetamos el pensamiento, estamos comprometidos con la innovación y el arte, somos una comunidad sustentable, ¡tenemos el primer edificio con certificación platino LEED (Leadership in Energy and Environmental Design) de educación superior en México!

 

Egresar de la UDLAP supuso para mí primero un orgullo, es mi alma mater; hoy, como ayer, también representa un compromiso con las mujeres, con Puebla y con la educación.

 

En el futuro quisiera consolidar y llevar muy lejos la misión de UNARTE: “Contagiar la grandeza de aprender, difundir y trascender en el arte”.

Contáctanos y cuéntanos tu historia