Home / Visión  / ¿Cuál es el temor de las amenazas de Donald Trump?

¿Cuál es el temor de las amenazas de Donald Trump?

Orlando Federico Cabrera Colorado[1]

 

Recientemente hemos escuchado algunas amenazas del Presidente de los EE. UU., Donald Trump, hacia diversas empresas. Principalmente, hacia los vehículos o productos que se importen hacia los EE.UU. desde México. Éstos tendrán un impuesto especial muy alto. Ante estas amenazas, cabe lanzar la interrogante, ¿por qué Donald Trump tiene esta preocupación tan acentuada? Para responder esta pregunta me voy a referir a dos ejemplos que ilustran con todo detalle que las razones de esta preocupación son las ventajas competitivas de México. El primero es el caso de Carrier y el segundo, es el de BMW.

 

Carrier es una empresa de aires acondicionados que tiene su producción en Indiana. Esta empresa anunció su decisión de mover su planta a Monterrey, lo que implicaba eliminar 1,400 trabajos en Indiana para el 2019. Las razones de Carrier para mover su producción se explican en los costos de producción.  Los empleados de Carrier, según el New York Times, ganan unos 19 ó 23 dólares por hora.  Si la operación se mueve a Monterrey, el salario mínimo que Carrier puede pagar es inferior. En México, Carrier puede pagar al día incluso menos de lo que paga en Indiana en una hora (aproximadamente, unos 10 ó 19 dólares por día). Esto representa un ahorro significativo.[2] El desplazamiento de la producción hacia México representaría un ahorro de 65 millones de dólares por año. No se necesita ser un doctor en finanzas o en economía para tomar la decisión de mover la producción a México.

 

La amenaza de Donald Trump, por una primera parte, fue de imponer altos impuestos a estas máquinas de aires acondicionados en caso de ser producidas en México. Posteriormente, se le ofreció a Carrier incentivos fiscales por 7 millones de dólares durante una década, con lo cual la empresa decidió permanecer en Indiana aunque moverá parte de su producción a México.

 

El segundo caso es el de BMW. Esta empresa decidió abrir una nueva planta en México para producir los vehículos de la serie 3 a fin de poder venderlos en EE.UU. En abril del año pasado, 2016, recibí la vacante de Director Jurídico de BMW. Para el puesto ofrecido el sueldo era de 85 mil pesos brutos. Es muy probable que se haya hecho la contratación de este profesional. Si calculamos su sueldo de 85 mil pesos como si fuera su salario neto, por hora, este profesional gana unos 354 pesos por hora. Si hacemos una conversión a 21.70 pesos por dólar, el sueldo de este profesional es de, aproximadamente unos 16.31 dólares por hora.

 

Este nivel salarial, indica que el Director Jurídico de BMW gana menos que los empleados manufactureros de Carrier en Indiana. Pero existe una diferencia enorme. Los empleados manufactureros de Indiana simplemente terminaron sus estudios de preparatoria y fueron a trabajar a Carrier. En cambio, la vacante para el puesto de Director Jurídico requería las siguientes habilidades:

 

  1. Una maestría en derecho internacional
  2. Cinco años de experiencia en el ámbito jurídico nacional e internacional
  3. Excelentes habilidades verbales y escritas
  4. Muy buen conocimiento y experiencia de las leyes
  5. Excelente habilidad para dar seguimiento
  6. Capacidad para dar prioridad y manejar múltiples tareas, en especial bajo presión
  7. Dominio de un inglés de negocios

 

Este profesional tendría que hacer negociaciones complejas para defender los intereses y derechos de BMW. Revisar y redactar contratos, así como políticas comerciales, entre otras grandes responsabilidades que implica esta importante labor de Director Jurídico. Cabe señalar que son contados los directores jurídicos de empresas automotrices en México. Esto ejemplifica que, incluso, la mano de obra mexicana altamente calificada es más barata que la mano de obra no calificada en EE.UU.

 

Con estos sueldos, México se vuelve un país muy atractivo para producir bienes y con la gran diversidad de tratados de libre comercio, México se encuentra en una posición estratégica para exportar al mundo.

 

Evidentemente, cualquier hombre de negocios como Donald Trump, entiende perfectamente los riesgos que implica tener un vecino como México. Un empresario razonable que desee maximizar su ganancia puede considerar México como la opción para producir sus bienes.

 

Esto sin duda explica los ataques y amenazas que el Presidente de los EE.UU. ha hecho a General Motors, Ford, Mercedes, BMW, Toyota. Si no producen en EE.UU. tendrán un impuesto muy alto. Pero este es un tema de negocios, y me atrevo a pensar sin haber hecho un análisis o cálculo concreto, que aún con ese impuesto, los bienes producidos en México podrían ser más baratos que si son producidos en EE.UU.

 

El temor del Presidente de Donald Trump es claro. EE.UU. se ha vuelto un país muy caro para producir bienes y no puede competir con México, no hay forma que un salario de un obrero de 23 dólares por hora en Indiana compita con 10 o 19 dólares por día en Monterrey. Está muy claro. Éstos son los temores fundados que hoy se viven en la Casa Blanca. ¿Cómo retener las fuentes de empleo en un país que se ha vuelto tan caro? Considero que las opciones no residen en bloquear el comercio, sino en educar a su gente para reinsertarlas en un mundo donde la tecnología está desplazando a los menos calificados. Si les provee de educación para poder desarrollar softwares o tecnología, ciertamente, los empleados de Indiana estarán en una mejor posición para poder encontrar un mejor empleo. EE.UU. destina 5 veces menos presupuesto a reinsertar a sus empleados que los demás países del G7.[3] Culpar a los demás de estos problemas no solucionará la falta de políticas públicas de fondo que EE.UU. requiere. Mientras tanto seguiremos viendo más y más empresas mudando su producción a México. Es una simple ecuación de negocios.

 

 

[1] Orlando Federico Cabrera Colorado se graduó magna cum laude de la Licenciatura en Derecho en la Universidad de las Américas Puebla. Actualmente, es estudiante de la Maestría en Derecho en New York University School of Law. Email occ224@nyu.edu  El autor agradece a Alejandra Enríquez Ibáñez por sus comentarios                                                                                                                           

[1] Nelson D. Schwartz, ‘Can Trump Save Their Jobs? They’re Counting on It’ New York Times (Nov 12, 2016)

https://www.nytimes.com/2016/11/13/business/economy/can-trump-save-their-jobs-theyre-counting-on-it.html?_r=0 acceso del 20 de enero de 2017

[3] Edward Alden, ‘Worker Retraining: Why Does the U.S. Do So Little for Those Displaced by Trade and Technology?’ https://www.linkedin.com/pulse/worker-retraining-why-does-us-do-so-little-those-displaced-alden